domingo, 21 de agosto de 2011

Deforestación en Salta


En la Provincia de Salta predominan los procesos de pérdida de superficie de bosque causados principalmente por el avance de la frontera agropecuaria. La deforestación y la fragmentación de la superficie de bosque tienen importante significado puesto que con ellos aumenta la pérdida de biodiversidad y la probabilidad de que se inicien procesos de desertificación.
La deforestación de la Provincia de Salta se encuentra por encima del promedio mundial a pesar de que aún dispone de grandes extensiones de bosque. Las áreas con mejor aptitud para uso agrícola ya han sido transformadas o se encuentran en franco proceso de transformación. Como consecuencia, esta expansión de superficies cultivables se vería acompañada por un aumento de la deforestación de los bosques del Parque chaqueño.  
 Además de la deforestación, los bosques nativos sufren otro proceso negativo que, 

ue no los hace desaparecer completamente como el primero, les provoca un deterioro y un empobrecimiento que conducen casi inexorablemente a su desaparición. Este proceso es la degradación.

Las provincias de Salta y Santiago del Estero presentan mayor superficie de bosque nativo y a su vez, son aquellas que evidencian mayor superficie deforestada para el período 2002-2006.

La Provincia de Salta se encuentra ubicada en el sector Noroeste de la República Argentina, y posee una superficie de 155.488 km2 con una población total en el año 2001 de 1.079.051 personas, de las cuales aproximadamente 179.000 son población rural. Una de las principales producciones agrícolas de la provincia es la soja, con un fuerte incremento en la superficie sembrada. Esta producción se realiza principalmente en los departamentos de Anta, San Martín y Rosario de la Frontera. 

Causas de la deforestación
  1. Tala inmoderada para extraer la madera.
  2. Generación de mayores extensiones de tierra para la agricultura y la ganadería.
  3. Incendios forestales.
  4. Construcción de más espacios urbanos y rurales.
Consecuencias
Las consecuencias directas de la deforestación son muchas y variadas. Algunas de ellas son:
  • Erosión del suelo
  • Alteraciones climáticas.
  • Reducción de la biodiversidad, de las diferentes especies de plantas y animales.
  • Calentamiento global de la tierra: porque al estar deforestados los bosques, no pueden eliminar el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera.

¿Qué se debe hacer?

Cuando se elimina un bosque y el terreno es destinado, por ejemplo, a la explotación agrícola o ganadera, disminuye en gran medida la capacidad de la superficie terrestre para controlar su propio clima y composición química.

Los impactos sobre el ambiente explican los más recientes desastres naturales que han afectado a varias provincias argentinas: grandes sequías, inundaciones y aumentos sin precedentes en los niveles de contaminación.

Reforestar es establecer vegetación arbórea en terrenos con aptitud forestal. Consiste en plantar árboles donde ya no existen o quedan pocos; así como su cuidado para que se desarrollen adecuadamente.
 


La reforestación es una operación destinada a repoblar zonas que en el pasado estaban cubiertas de bosques que han sido eliminados por diversos motivos.


Publicado por Florencia Carbajal.

0 comentarios:

Publicar un comentario